DIANA DE MARCHENA Rent-A-House
DIANA DE MARCHENA
Franquicia Personal
V- 03813618-2
DIANA DE MARCHENA
Franquicia Personal
V- 03813618-2

Teléfono:

0424-2076389
Twitter
DIANA DE MARCHENA Rent-A-House
DIANA DE MARCHENA Rent-A-House

Noticias y Opiniones


Aquiles Martini Pietri: ‚ÄúPrecios de viviendas se ajustan a una realidad que no queremos ver‚ÄĚ


‚ÄúLos precios de los apartamentos se ajustan a una realidad que no queremos ver, porque nos hacen ver que somos el pais m√°s rico del mundo y que el salario m√≠nimo es el m√°s ch√©vere de Am√©rica Latina; posiblemente s√≠ lo es con el d√≥lar a 6,30 pero esa cifra no es verdad‚ÄĚ.

A√Īadi√≥ que el sector privado tiene 18 trimestres seguidos en ca√≠da seg√ļn cifras del BCV, no por decisi√≥n propia sino porque no hay leyes ni condiciones que permitan su participaci√≥n.

Tambi√©n mencion√≥ los cr√©ditos concedidos por los bancos respecto a la Ley de Pol√≠tica Habitacional que alcanzan m√°ximo los 500.000 bol√≠vares, lo cual a su juicio es insuficiente frente a los precios actuales. ‚ÄúY para adquirir ese monto m√°ximo tienes que ganar 20.000 bol√≠vares, es decir cinco salarios m√≠nimos, est√° totalmente desproporcionado (‚Ķ) eso no es lo que cuesta ni un carro‚ÄĚ.

Como solución, planteó la necesidad de aumentar la producción de materias primas con la creación de nuevas fábricas y nuevas fórmulas, la eliminación de las políticas hipotecarias que se adapten a las tarifas de viviendas y la incorporación de leyes que promocionen y estimulen al sector privado a participar el en desarrollo de viviendas y del resto del país.

Por otra parte, se refiri√≥ a la Misi√≥n Vivienda y asegur√≥ que ‚Äúviene en proceso de ca√≠da‚ÄĚ porque no se planific√≥ de manera adecuada pues en Venezuela no existe la capacidad de producir los tres millones de viviendas para 2019 prometidas por el Gobierno Nacional. Agreg√≥ que de las 400.000 viviendas prometidas para 2014 solo han entregado 60.000, lo que representa el 25% de lo entregado en 2013.

Desminti√≥ que el gobierno haya entregado 600.000 viviendas en los cuatro a√Īos que lleva la misi√≥n. ‚ÄúEl mismo Gobierno reconoce que no todas son nuevas‚ÄĚ.
‚ÄúLos precios de los apartamentos se ajustan a una realidad que no queremos ver, porque nos hacen ver que somos el pais m√°s rico del mundo y que el salario m√≠nimo es el m√°s ch√©vere de Am√©rica Latina; posiblemente s√≠ lo es con el d√≥lar a 6,30 pero esa cifra no es verdad‚ÄĚ.

A√Īadi√≥ que el sector privado tiene 18 trimestres seguidos en ca√≠da seg√ļn cifras del BCV, no por decisi√≥n propia sino porque no hay leyes ni condiciones que permitan su participaci√≥n.

Tambi√©n mencion√≥ los cr√©ditos concedidos por los bancos respecto a la Ley de Pol√≠tica Habitacional que alcanzan m√°ximo los 500.000 bol√≠vares, lo cual a su juicio es insuficiente frente a los precios actuales. ‚ÄúY para adquirir ese monto m√°ximo tienes que ganar 20.000 bol√≠vares, es decir cinco salarios m√≠nimos, est√° totalmente desproporcionado (‚Ķ) eso no es lo que cuesta ni un carro‚ÄĚ.

Como solución, planteó la necesidad de aumentar la producción de materias primas con la creación de nuevas fábricas y nuevas fórmulas, la eliminación de las políticas hipotecarias que se adapten a las tarifas de viviendas y la incorporación de leyes que promocionen y estimulen al sector privado a participar el en desarrollo de viviendas y del resto del país.

Por otra parte, se refiri√≥ a la Misi√≥n Vivienda y asegur√≥ que ‚Äúviene en proceso de ca√≠da‚ÄĚ porque no se planific√≥ de manera adecuada pues en Venezuela no existe la capacidad de producir los tres millones de viviendas para 2019 prometidas por el Gobierno Nacional. Agreg√≥ que de las 400.000 viviendas prometidas para 2014 solo han entregado 60.000, lo que representa el 25% de lo entregado en 2013.

Desminti√≥ que el gobierno haya entregado 600.000 viviendas en los cuatro a√Īos que lleva la misi√≥n. ‚ÄúEl mismo Gobierno reconoce que no todas son nuevas‚ÄĚ.
‚ÄúLos precios de los apartamentos se ajustan a una realidad que no queremos ver, porque nos hacen ver que somos el pais m√°s rico del mundo y que el salario m√≠nimo es el m√°s ch√©vere de Am√©rica Latina; posiblemente s√≠ lo es con el d√≥lar a 6,30 pero esa cifra no es verdad‚ÄĚ.

A√Īadi√≥ que el sector privado tiene 18 trimestres seguidos en ca√≠da seg√ļn cifras del BCV, no por decisi√≥n propia sino porque no hay leyes ni condiciones que permitan su participaci√≥n.

Tambi√©n mencion√≥ los cr√©ditos concedidos por los bancos respecto a la Ley de Pol√≠tica Habitacional que alcanzan m√°ximo los 500.000 bol√≠vares, lo cual a su juicio es insuficiente frente a los precios actuales. ‚ÄúY para adquirir ese monto m√°ximo tienes que ganar 20.000 bol√≠vares, es decir cinco salarios m√≠nimos, est√° totalmente desproporcionado (‚Ķ) eso no es lo que cuesta ni un carro‚ÄĚ.

Como solución, planteó la necesidad de aumentar la producción de materias primas con la creación de nuevas fábricas y nuevas fórmulas, la eliminación de las políticas hipotecarias que se adapten a las tarifas de viviendas y la incorporación de leyes que promocionen y estimulen al sector privado a participar el en desarrollo de viviendas y del resto del país.

Por otra parte, se refiri√≥ a la Misi√≥n Vivienda y asegur√≥ que ‚Äúviene en proceso de ca√≠da‚ÄĚ porque no se planific√≥ de manera adecuada pues en Venezuela no existe la capacidad de producir los tres millones de viviendas para 2019 prometidas por el Gobierno Nacional. Agreg√≥ que de las 400.000 viviendas prometidas para 2014 solo han entregado 60.000, lo que representa el 25% de lo entregado en 2013.

Desminti√≥ que el gobierno haya entregado 600.000 viviendas en los cuatro a√Īos que lleva la misi√≥n. ‚ÄúEl mismo Gobierno reconoce que no todas son nuevas‚ÄĚ.‚ÄúLos precios de los apartamentos se ajustan a una realidad que no queremos ver, porque nos hacen ver que somos el pais m√°s rico del mundo y que el salario m√≠nimo es el m√°s ch√©vere de Am√©rica Latina; posiblemente s√≠ lo es con el d√≥lar a 6,30 pero esa cifra no es verdad‚ÄĚ.

A√Īadi√≥ que el sector privado tiene 18 trimestres seguidos en ca√≠da seg√ļn cifras del BCV, no por decisi√≥n propia sino porque no hay leyes ni condiciones que permitan su participaci√≥n.

Tambi√©n mencion√≥ los cr√©ditos concedidos por los bancos respecto a la Ley de Pol√≠tica Habitacional que alcanzan m√°ximo los 500.000 bol√≠vares, lo cual a su juicio es insuficiente frente a los precios actuales. ‚ÄúY para adquirir ese monto m√°ximo tienes que ganar 20.000 bol√≠vares, es decir cinco salarios m√≠nimos, est√° totalmente desproporcionado (‚Ķ) eso no es lo que cuesta ni un carro‚ÄĚ.

Como solución, planteó la necesidad de aumentar la producción de materias primas con la creación de nuevas fábricas y nuevas fórmulas, la eliminación de las políticas hipotecarias que se adapten a las tarifas de viviendas y la incorporación de leyes que promocionen y estimulen al sector privado a participar el en desarrollo de viviendas y del resto del país.

Por otra parte, se refiri√≥ a la Misi√≥n Vivienda y asegur√≥ que ‚Äúviene en proceso de ca√≠da‚ÄĚ porque no se planific√≥ de manera adecuada pues en Venezuela no existe la capacidad de producir los tres millones de viviendas para 2019 prometidas por el Gobierno Nacional. Agreg√≥ que de las 400.000 viviendas prometidas para 2014 solo han entregado 60.000, lo que representa el 25% de lo entregado en 2013.

Desminti√≥ que el gobierno haya entregado 600.000 viviendas en los cuatro a√Īos que lleva la misi√≥n. ‚ÄúEl mismo Gobierno reconoce que no todas son nuevas‚ÄĚ.Fuente:¬†Noticias24 fecha 02-09-2014